ventaelectronica.es.

ventaelectronica.es.

Usando relés en aplicaciones de alta corriente

Usando relés en aplicaciones de alta corriente

Introducción

Los relés son componentes electrónicos que desempeñan un papel muy importante en distintas aplicaciones, en especial en aquellas donde se manipulan señales de alta corriente eléctrica. Básicamente, se trata de un interruptor electro-mecánico que permite abrir o cerrar contactos eléctricos en función de la corriente y voltaje aplicados. En este artículo, nos centraremos en el uso de relés en aplicaciones de alta corriente.

Fundamentos de los relés

Los relés se componen de varias partes, como la bobina, el núcleo, los contactos y los muelles. La bobina es la que se encarga de crear un campo magnético que, al someterse a corriente eléctrica, atrae al núcleo. Este movimiento de vaivén provoca la apertura o el cierre de los contactos eléctricos. Los relés de alta corriente permiten manejar corrientes que normalmente no podríamos dirigir directamente con controladores electrónicos. Por esto, son muy útiles en distintas aplicaciones.

Tipos de relés de alta corriente

Los relés de alta corriente se clasifican de diversas maneras, desde su voltaje hasta los materiales empleados en su construcción. Podemos clasificarlos por su modo de activación, tamaño y capacidad de corriente, entre otros.

Relés electromecánicos

Son los relés más utilizados y conocidos. Estos se activan mediante una corriente que pasa por una bobina que crea un campo magnético que mueve el núcleo. Una vez activado, el relé abre o cierra los contactos eléctricos.

Relés de estado sólido

A diferencia de los electromecánicos, estos relés no tienen piezas móviles. La activación se da por medio de amplificadores de estado sólido que permiten controlar la corriente que circula por los contactos eléctricos.

Relés de protección

Se utilizan para proteger equipos electrónicos ante fluctuaciones de voltaje, sobrecorrientes, entre otros problemas. En estos casos, el relé al detectar la falla, abre los contactos eléctricos, evitando daños mayores a los equipos.

Aplicaciones de alta corriente

Los relés de alta corriente tienen múltiples aplicaciones en equipos electrónicos que necesitan manejar voltajes y corrientes altas, aquí te presentamos algunas:

Control de motores eléctricos

En el control de motores eléctricos, los relés de alta corriente son fundamentales, ya que permiten manipular corrientes de alta potencia. Además, los relés electromecánicos son muy utilizados en el arranque de motores.

Control de iluminación y calefacción

Estos relés se encuentran en paneles de control de iluminación y calefacción, permiten regular la corriente eléctrica que pasa por las bombillas o los sistemas de calefacción.

Fuentes de alimentación de corriente continua (CC)

Las fuentes de alimentación son esenciales en muchos sistemas electrónicos, y los relés se utilizan en la construcción de fuentes de corrientes continuas que manejan altas potencias.

Selección y especificaciones del relé

Elegir el tipo de relé adecuado para una aplicación puede ser difícil. Es importante elegir los relés adecuados para la corriente eléctrica y el voltaje aplicado. También se deben tener en cuenta otras especificaciones, como temperatura y tiempo de respuesta. Aquí se presentan algunas especificaciones comunes de los relés:

Capacidad de corriente

La capacidad de corriente del relé es el máximo amperaje que este puede manejar de forma segura. Esta capacidad puede variar desde unos cuantos amperios hasta miles de amperios.

Capacidad de voltaje

La capacidad de voltaje indica la cantidad de voltios que puede manejar un relé. Estos pueden crear arcos eléctricos que se pueden propagar a otros componentes electrónicos, lo que puede generar daños irreparables.

Temperatura de funcionamiento

La temperatura de funcionamiento es un factor importante a tener en cuenta al seleccionar el relé. Debe ser capaz de trabajar en las condiciones ambientales que se requieren. La temperatura también puede afectar la vida útil del componente.

Tiempo de respuesta

El tiempo de respuesta es el tiempo que tarda el relé en activarse o desactivarse. Es importante que este tiempo no sea ni demasiado largo ni demasiado corto para no crear otros problemas en el sistema.

Conclusión

Los relés son elementos esenciales en distintas aplicaciones donde se requiere manejar señales de alta corriente eléctrica. Los relés de alta corriente se utilizan en control de motores eléctricos, fuentes de alimentación de corriente continua (CC), control de calefacción e iluminación, entre otros. Al seleccionar un relé, debemos tener en cuenta su capacidad de corriente, capacidad de voltaje, temperatura de funcionamiento y tiempo de respuesta. Teniendo esto en cuenta, podemos elegir el relé adecuado para la aplicación deseada.